MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL: LA MIRADA AUSENTE

0 Comment(s) | Posted |

By: Jutta Battenberg

 

Los seres humanos, al igual que todos los organismos, disponemos de una serie de conductas que nos permiten adaptarnos a las situaciones de la vida tanto físicas como sociales. Algunas de estas conductas son innatas, como el reflejo de succionar al nacer, pero la mayoría son aprendidas.

 

De hecho, gran parte del tiempo, estamos aprendiendo algo nuevo debido a la constante exposición a circunstancias nuevas que nos impulsan o nos obligan a incrementar nuestro conocimiento de la existencia. Así el aprendizaje es “un proceso fundamental en la adaptación de los organismos a su entorno”([i]) que aumenta las posibilidades de supervivencia.

 

En la medida que nuestras culturas se han sofisticado, la enseñanza se ha formalizado en las aulas de estudio, pero éste no es el único sitio en donde adquirimos conocimientos. La mayor parte de la información que obtenemos en la vida viene del aprendizaje social, es decir, de los otros de manera informal, fuera del espacio académico, ya sea por imitación o por aceptación de las experiencias de otros. En este sentido, el tiempo de exposición como lo atractivo del modelo, son dos variables que influyen significativamente en este proceso.

 

Considerando lo anterior, es significativa la influencia que los medios masivos de comunicación en general y la televisión en particular tienen sobre la población. En menos de un siglo, de acuerdo a la Segunda Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural (2012), el televisor está presente en el 98.6 % de la población en Chile ([ii]).

 

En México la cifra supera también el 90% de la población con un promedio de exposición de 4 horas 45 minutos ([iii]). Además, por su misma naturaleza y necesidad de permanencia, el esfuerzo por hacerla atractiva hacia el consumidor es una constante pero no necesariamente así la calidad de la información, los modelos y los valores que maneja.

 

Tanto la programación como la publicidad influyen en la población, mientras más joven más expuesta está a recibir sin censura lo que se le da y mientras más sola se encuentra, menor influencia de opciones alternas que sirvan de contrapeso. Independientemente de los estudios y la literatura que abordan este tema en particular ([iv]), basta mirar para ver la influencia.

 

La transmisión de los valores evangélicos, si bien, suelen darse desde el núcleo familiar, no es el único espacio de influencia. Los cristianos somos cristianos de tiempo completo, no exclusivamente en el ámbito privado, religioso o escolar.

 

La programación televisiva, al menos en México, deja mucho que desear ante la mirada ausente del creyente. No se trata de regresar a una época de censura puritana, sino de impulsar aquellos comportamientos universales que generen personas críticas y comprometidas con ellos mismos, con su comunidad y con su entorno.

 

Más que regular la consciencia, urge promover en los distintos ambientes espacios que promuevan la formación de la consciencia. Hacer el contrapeso necesario con argumentos actuales, sólidos y creíbles que nos den sentido y dirección.

 



[i] De Vicente, F.  (2010). Psicología del aprendizaje. Madrid: Editorial Síntesis. P. 11

[iv] Aboites, H. (1990). Medios de comunicación y organizaciones populares: Hacia una propuesta de recepción crítica a partir de los movimientos sociales. En M. Charles y G. Orozco (Eds.), Educación para la recepción (pp. 227-240). México: Trillas; Aceves, F. (1991). La televisión y los tapatíos: Un atisbo al entreveramiento horario de transmisión, menú programático y patrones de exposición. Comunicación y Sociedad, 13; Acuña Limón, A. (1986). Familia y televisión. En M. A. Rebeil (Coord.), Propuestas para asociaciones de televidentes. México: AMIC/UIA; Acuña Morales, M. L. (1976). La inteligencia y su relación con los efectos de la televisión sobre la preferencia por el comportamiento violento en los niños. Tesis de Licenciatura, Universidad Iberoamericana, México.

Comments

  1. There are no comments yet.

Leave a Comment

Nonprofit Web Design and Development by New Media Campaigns