Un desafiante Escenario para la Teología Moral Católica en Latinoamérica y el Caribe

0 Comment(s) | Posted | by Marcio Fabri dos Anjos |

Desarrollo es una palabra clave en Latinoamérica y el Caribe hoy en día. En sus esfuerzos por el desarrollo, los países se encuentran en diferentes fases y con diferentes actores en sus evoluciones. A pesar de las diferencias existen también puntos en común. Algunos de ellos son las luchas por autonomías nacionales, por la superación de la pobreza y de las discriminaciones; y la aspiración por procesos democráticos contra las dominaciones políticas y corrupciones de todo tipo.

En una buena teoría ética, el desarrollo no debería ser reducido al ámbito económico, también debería abrigar las dimensiones de la vida individual, social y ambiental. Es verdad que la modernidad aportó un enorme refuerzo a las subjetividades individuales y grupales. Sin embargo, esto se une en nuestro contexto a pesadas herencias del colonialismo. De ese modo, aunque el neoliberalismo vigente en el mundo occidental ayude a destacar los derechos individuales y subjetivos, éste encuentra nuestras sociedades civiles bastante fragilizadas para ir más allá de los intereses particulares. Persisten las inequidades sociales y es lenta la potencialización de la conciencia ética social. La esperanza es desarrollada por grupos y actores sociales que, en diferentes ámbitos, asumen la superación de este proceso suicida.

¿Cómo se insertan en este contexto los actores de la Teología Moral Católica? Encontramos grandes diferencias. Existen los que aún no se despertaron del sueño de la cristiandad y de las ventajas derivadas de alianzas y poderes en la sociedad. Hay los que se concentran en el interior de la iglesia, en implícita dicotomía frente a los procesos sociales, excepto cuando se trata de garantizar sus propios espacios en la sociedad. Hay los que actúan de forma asistencial y/o transformadora delante de las iniquidades y sufrimientos de las personas en medio de los procesos sociales. Sería muy difícil cuantificar cada una de las tendencias, incluso porque se interpenetran en varios aspectos. Mejor tomemos dos de ellas.

Históricamente es sabido cómo se combatió la Teología de la Liberación en décadas pasadas, con resultados negativos para la educación de la conciencia socio-crítica. También se enfrió el compromiso de los cristianos en la lucha por la justicia social y defensa de los empobrecidos. Sin embargo, persisten de diferentes formas los ideales y las prácticas de asociar la fe en la transformación social y en la asistencia a los que sufren. Es elocuente en este sentido el testimonio de personas y comunidades en áreas de conflictos y carencias. En el Brasil, la Campaña de la Fraternidad (2012) tratará sobre la salud pública. En 2012 se realizará el Congreso Continental de Teología, en S. Leopoldo-RS (Brasil), para celebrar los 50 años del Concilio Vaticano II y pensar sobre los desafíos y tareas de la Liberación cristiana en Latinoamérica y el Caribe. Los preparativos incluyen Jornadas regionales de estudio ya realizadas en México, Guatemala, Colombia y Chile. Son algunas señales importantes.

Por otro lado, florecen Las Nuevas Comunidades Católicas como propuestas atrayentes a la subjetividad (pos) moderna, de perfil neo-pentecostal o no. Solamente en Brasil son más de 500 diferentes Comunidades. Las Jornadas Mundiales de la Juventud expresan en números el vigor de estos grupos. En este modelo la Moral cristiana es bastante centrada en los comportamientos individuales, y el núcleo indispensable de la caridad se transborda en acciones fuertemente asistenciales.

Mirando de cerca estos dos grupos, parecen dos extraños morales. Ciertamente no por la fe cristiana, sino por la epistemología y método de sus morales, y principalmente, tal vez, por la desconfianza mutua que los separa. Imagino que en tal contexto la Teología Moral tiene un grande y urgente desafío interno para superar estas brechas y establecer un diálogo enriquecedor ¿Cuáles serían nuestras oportunidades para esto?

Sobre el autor: Doctor en Teología por la PUG-Gregoriana, de Roma. Profesor de Ética Cristiana en el Instituto Sao Paulo de Estudios Superiores. Profesor e investigador en el Programa de Posgrado en Bioética de la Universidad de Sao Camilo (S.Paulo/Brasil). Miembro del Comité de Bioética del Consejo de Medicina del Estado de Sao Paulo/Brasil

Comments

  1. There are no comments yet.

Leave a Comment

Nonprofit Web Design and Development by New Media Campaigns